REFORMULACIONES A LA ARQUITECTURA MODERNA

Edificio Banco de Previsión Social Edificio del Banco de Previsión Social

La asimilación en la mentalidad profesional montevideana del universo de obras y debates, iniciados en los ’30 de acuerdo a las distintas lecturas de la modernidad, trascendera al resto del siglo . Ya sea para continuarlas obsecuentemente, trivializarlas, adaptarlas a los nuevos tiempos o para negarlas, las posturas de los años heroicos permanecen presentes.

Una de las posibles soluciones consideradas es, por lo tanto, conferir a las obras una nueva forma, manteniéndose en un marco moderno, para contemplar posibles intencionalidades.

Diferentes situaciones sociales, políticas, económicas y culturales de los años posteriores a la dictadura de Gabriel Terra, la postguerra o la crisis final del modelo batllista dan lugar a reformulaciones que atiendan los distintos mensajes a emitir.

Arquitectura institucional

Complejo Habitacional Boulevard Artigas Complejo Habitacional Bulevar Artigas, Caribe y Quijote

La relación de la arquitectura moderna uruguaya con los posibles países centro se basa en una aceptación crítica donde mantiene contactos permanentes con la tradición, según Julio Vilamajó: "la tradición no es la relación fria que cataloga las obras, las encasilla en las diferentes épocas del tiempo pasado, sino la presencia actual de conceptos y soluciones racionales que fueron puestos en práctica por otras generaciones." (*6)

La arquitectura moderna no asume en sus primeros años el control de las obras públicas más significativas, que se continúan realizando, más allá del discurso oficial, en un nítido eclecticismo historicista o en un lenguaje radicalmente heterodoxo.

A mediados y finales de la década del 30 el marcado mejoramiento económico conlleva a transformaciones en el modo de vida de los habitantes y un nuevo empuje en la construcción pública. Es por vez primera que los lineamientos modernos se institucionalizan en un claro mensaje de reformulación, por vez primera es oficial y como tal debe presentar una carga semántica propia. Para ello se recurre a una arquitectura de síntesis de lenguajes que aparecen, en una lectura inicial, como contradictorios. No son, por cierto, meros tratamientos superficiales sino verdaderas reformulaciones críticas en lo que se refiere tanto al lenguaje como a los tipos empleados.

Las distintas obras establecen una clara vinculación con el ordenamiento clásico en la resolución volumétrica y en la regulación de fachada que se replantea en términos de una abstracción radical propias de ciertas vertientes modernas. Redefinen tipos que posibilitan, en la mayoría de los ejemplos un juego dialéctico introversión-extroversión y que, simultáneamente, clarifica el funcionamiento, contemplando los problemas de higiene.

Existe una voluntad explícita de establecer puntos de contacto con la ciudad, que complementariamente evidencie el rol de monumento.

Arquitectura apropiada

En los inicios de la segunda mitad del siglo se consolidan en el ámbito académico las pautas del movimiento moderno y al mismo tiempo la búsqueda de una mayor relación con el medio físico y la sociedad. Estas inquietudes que conllevan, necesariamente, una paradoja implícita entre el universalismo del Movimiento Moderno y los enfoques localistas, derivan en la formulación de un nuevo plan de estudios que modifica sustancialmente la formación profesional.

Es, prematuramente en esos anos y fundamentalmente en la década siguiente donde, a partir de reformulaciones exógenas, se producen propuestas próximas a las características del lugar. La formulación de una arquitectura que se encuadra en lo que Ch. Fernández Cox llama Modernidad Apropiada, en sus tres posibles acepciones, como adecuada, propia o producto de una apropiación.

Búsquedas de acercamiento a la identidad montevideana

En una primera aproximación surgen búsquedas que directa o indirectamente se relacionan con el pensamiento de Joaquín Torres García. Pensamientos que pretenden acercarse a una cultura americana, superando el carácter internacional, paradojalmente con una base platonizante. Es directamente en la obra de E. Leborgne donde se plantea un mensaje de relación cósmica, con claras vinculaciones con la obra del taller, una actitud que no pretende ser mimética, pero sí netamente introspectiva y a partir de esa introspección relanza los elementos estructurales de nuestro arte y nuestra arquitectura.

Visiones similares con una mayor explicitación de sus objetivos, condicionan la obra de M. Payssé Reyes. Payssé propone objetivar la adecuación al medio, y para ello detalla el seguimiento de rígidos principios que consideran las particularidades climáticas, el porcentaje de vanos de una fachada, el uso racional de les materiales, un rigor geométrico y la integración de las artes plásticas en la arquitectura. Hay en él una voluntad por obtener una arquitectura adecuada: "tendremos mejor arquitectura en nuestro país cuando se entienda que la sencillez como en otros casos, es la principal virtud de la buena arquitectura y que los valores funcionales espaciales son los primeros en considerar en nuestras obras sin pretender otra clase de originalidades que no conducen a nada positivo sino a tergiversar los verdaderos propósitos y malograr los resultados..." (*7)

Búsquedas de convalidación social

Existe, por esos años, una voluntad de obtener una obra propia a partir de una convalidación por parte de la sociedad, una obra que tienda a apropiarse de códigos exógenos pero que por el tipo de materiales utilizados y por la formalización de los mismos, pretenden establecer vinculaciones con las técnicas y materiales del lugar. Esta vía indirecta de lo propio a través de la apropiación, plantea en numerosos casos una referencia lineal de ejemplos extranjeros.

Propone en un intento mínimo de relación con la ciudad, espacios de intermediación que articulen esa relación que se detecta en realizaciones institucionales como el BPS o la sede de AEBU. Más allá de la percepción de acercamiento, de transparencia que dichas realizaciones puedan tener para la población, es en el campo de la vivienda de interés social, fundamentalmente a partir de la aplicación de la Ley Nacional de Vivienda de 1968, donde esta arquitectura se desarrolla plenamente. Es en la producción cooperativa, promovida por dicha ley, donde esta obra de claro corte neoempirista posibilita una racionalidad constructiva favorable a esta modalidad de gestión.

Una arquitectura que plantea erigirse como alternativa a la deshumanización de los conjuntos modernos, que lo logra aún en las propuestas más ambiciosas como el complejo cooperativo Bulevar, esencialmente por la calidez y escala de sus espacios, pero que mantiene una lógica de inserción similar a la cuestionada.

Búsquedas de técnicas propias

Resurgen en el período inquietudes de una apoyatura tecnológica propia, estudiada y racionalizada, que confieren una resolución espacial distintivas. El uso de la cerámica armada, que ha adquirido notoria trascendencia internacional, propone, en su caso, una posible alternativa propia.

Con objetivos acotados, con una sensibilidad extrema Dieste extrae las mayores posibilidades de una técnica, considerando, además, el valor de los detalles que confieren una calidez especial a sus obras. Las mismas, por sus dimensiones y características morfológicas se presentan como elementos primarios, con dificultades de integración a un tejido urbano que generalmente plantea pautas distintas. Es la obra de Dieste sin duda singular, excepcionalmente bien concebida y diseñada , y aún cuando no proponga nexos con el contexto continúa emitiendo mensajes trascendentes. Rúben García Miranda.

(*6) Revista "Arquitectura" nro. 172 año 1932 p. 56

(*7) Revista "Arquitectura" nro. 236 año 1959 p. 5


Documento tomado de: Guía Arquitectónica y Urbanística de Montevideo / Intendencia Municipal de Montevideo ; Junta de Andalucía. -- Montevideo : Intendencia Municipal de Montevideo ; Agencia Española de Cooperación Internacional, 1992.



La Red Académica Uruguaya (RAU) agradece al Sr. Alvaro Calandra su valiosa colaboración en la confección de este documento.

Versión de: abril de 1998.-
Ubicación: http://www.rau.edu.uy/uruguay/cultura/reform.htm


Retorna a la página de la RAU

Retorna a la página de URUGUAY


web@seciu.edu.uy